Bienvenido, desayuno: Saltarse esta comida favorece la obesidad


Muchas personas evitan el desayuno con la creencia de que esto les ayudará a reducir sus tallas, este tipo de acciones son peligrosas para la salud, pues el cuerpo se ve obligado a trabajar sin 'el combustible necesario'.

Esta idea de la evasión del desayuno como un método para bajar de peso es falsa, un estudio reciente del Imperial College de Londres encontró que al saltarse dicha comida, el cerebro se sentía 'atraído' por alimentos con una mayor cantidad de grasas.

El estudio se llevó a cabo con escáneres de 21 personas de peso normal, con una edad promedio de 25 años. Los sujetos de estudio evadían el desayuno y a las pocas horas, se encontraba que sus cerebros eran proclives a enviar la orden de consumir alimentos con alto contenido calórico, alterando la forma de comer del individuo.

La manera en que se detectaba la actividad cerebral alta en la toma de una decisión para la ingesta alimentaria, era mostrándoles fotografías de alimentos ricos en calorías y posteriormente se les pedía que los clasificaran según qué tan atraídos se sentían hacia los alimentos, mismos que iban desde vegetales y pescado hasta chocolate y pizza.

En el estudio también se encontró que quienes evitaban el desayuno consumían 20% más calorías al consumir su almuerzo. Se piensa que el desayuno tiene un papel vital en la acción de mantener los niveles óptimos de azúcar en la sangre, logrando una disciplina alimenticia.

Por tanto, el desayunar es parte primordial para lograr una buena salud, pues ayuda a mantener los niveles idóneos de azúcar en la sangre para mantenernos activos durante el día. Es importante el seguir una dieta balanceada que provea todos los nutrientes necesarios para lograr un balance energético.